Rafael Illa Peche

Acudí a la consulta del odontólogo Dr. Casas para recibir tratamiento odontológico, debido al deterioro progresivo de mi salud bucal. La desidia amparada en la socorrida excusa de la falta de tiempo, el temor infundado hacia la figura del «dentista», y alguna que otra experiencia nefasta en tratamientos en otros consultorios dentales, habían contribiuído a que el dolor se hubiera adueñado de mi boca hasta el punto de masticar con dificultad.

Después de finalizado el adecuado tratamiento, con varios implantes y endodoncias, el resultado no ha podido ser más satisfactorio. Cumpliéndose así mis propias expectativas y las que todo paciente debe esperar de un profesional de esta especialidad médica.

Desde el primer día la relación doctor-paciente-equipo asistente de la clínica ha sido muy positiva. Resaltando la amabilidad en el trato, la comprensión hacia mi persona como paciente, y la excelente profesionalidad.