Ana Becerra González

Siempre me dio mucho miedo ir al dentista, sobre todo después de las malas experiencias en el pasado. Mi caso era un poco más complicado de lo normal, mis dientes tenían necesidad no solo de mucho trabajo, sino de mucho trabajo bueno y Miguel y todo su equipo (Ana e Inma) lo consiguieron y me ayudaron y ahora los quiero muchísimo. No solo por ayudarme con mi boca, también por el cariño y la paciencia que tuvieron conmigo.